03 Mar Entrevista con el Bróker Remax Lodonar.

¡¡Comenzamos con las presentaciones del equipo!! y empezamos por el Bróker de Remax Lodonar: Eduardo Martín Madrigal

El otro día mostramos nuestra oficina de RE/MAX Lodonar, tu Inmobiliaria en Torrelodones, a través de una visita virtual 360º tal y como hacemos con cada uno de los inmuebles que comercializamos. Ahora toca una 360º por el interior de nuestro bróker remax.

Él es quien gestiona a todos los agentes que pertenecemos al equipo, con una mente inquieta arreglando mil historias, en querer ayudarnos a todos… Es… El hermano mayor que toda casa necesita para dar un buen consejo o un abrazo cuando se necesita o para dar una colleja cuando se merece… Pero es mejor que él mismo nos cuente su historia, como persona, y sus funciones lodonares… Así que, ahora que le tenemos 10 minutos quieto y sin tareas entre manos, aprovechamos para preguntarle y al final podréis encontrar un vídeo para animaros a venir a conocernos.

-Apuntador:: ¿Siempre quisiste ser agente inmobiliario y tener tu propia agencia?

-Eduardo: No, para nada. En mi caso, mi sueño de siempre fue ser músico, aunque cada uno tiene sus limitaciones y acabé estudiando farmacia… jajaja! Por circunstancias no terminé la carrera y empecé a formarme en marketing farmacéutico. Trabajé en ello pero llegado a un punto me cansé de estar por ahí viajando y de no sentirme del todo valorado y recompensado por el trabajo bien hecho.

Como mi padre había abierto una agencia inmobiliaria chiquitita en Torre hacía un par de años, me vine a la empresa familiar a trabajar. En mi familia siempre se ha inculcado mucho el valor del saber y conocer, de ser curioso en la vida y no conformarse. Por eso, lo primero que hice fue pasar por la universidad de Alcalá a sacarme la carrera de Experto Inmobiliario que. Aunque realmente te habilitan para ser administrador de fincas, junto con mi padre, sus conocimientos y desempeño, fui aprendiendo el oficio. Así hasta llegar a hoy, que sigo formándome y aprendiendo día a día.

-A: Así que de músico-farmacéutico a bróker inmobiliario… ¿Qué te enganchó a no dejarlo en la crisis y apostar por seguir en este sector, cuando todas las demás inmobiliarias cerraban? ¿Por qué no volver a dar un giro a tu vida en lugar de arriesgar con algo que estaba en caída libre?

-E: Claramente, podríamos haber cerrado la agencia y yo haberme quedado en casa trabajando de administrador de fincas. Habría tenido un sueldo relativamente digno y vivir la vida sin más preocupaciones… Por suerte o por desgracia, soy demasiado inquieto como para haberme quedado en lo que se supone que los tiempos indicaban que había que hacer…

Así que como estamos un poco locos (factor que, en su medida, hay que tener desarrollado para incorporarse a este mundo y quedarse… jajajaja), seguido de un toque de rebeldía, nos lanzamos a dar un giro en el tipo de servicio que proporcionábamos a nuestros clientes. Entramos primero en la MLS adquiriendo su mentalidad y nuevas formas de trabajo que ya se iban alejando de la esencia de la agencia tradicional. Para después dar el paso a incorporarnos en RE/MAX como marca que nos ofrecía un respaldo y sobre todo unos valores acordes a nuestros principios. Al final, nosotros teníamos súper claro que lo que nos gustaba de este mundo era ayudar a esas personas que contactaban con nosotros con cuestiones inmobiliarias. Por otro lado, queríamos también ir incorporando nuevos agentes y tener una plantilla algo mayor para ofrecer mejor servicio, y eso nos lo ofreció la marca del globo.

-A: Así que tras 10 años por vuestra cuenta… El salto a RE/MAX… ¿Porqué? ¿Qué te hizo confiar y apostar en este proyecto? ¿Por qué ellos y no alguna otra gran franquicia?

-E: Bueno, no fue fácil la decisión, el cambio y la inversión eran muy fuertes y había que lidiar con muchas cosas, pero al final no podíamos más que soñar a lo grande, y tener ese reconocimiento a nivel internacional con presencia en todo el mundo, teníamos modelos a seguir y donde reflejarse, de gente que hacía las cosas bien, de personas que hacían de este mundo algo bonito dentro del sector, que hacían cosas muy chulas gracias al respaldo de esta marca…

Así que al final mi alma soñadora junto con unos valores de RE/MAX en los que creía y creo firmemente, hicieron que quisiera dar el paso adelante con ellos y a la vez el paso atrás para dejar de ocuparme personalmente del negocio inmobiliario propiamente dicho como en Lodonar (aunque nuestra filosofía siempre ha sido algo diferente a la de la agencia tradicional que conocemos, ya que optábamos por ayudar a la persona detrás del papel de la Escritura, cambiando hasta una bombilla si hacía falta en un momento dado… jejeje!), y así dedicarme a las personas de verdad y de lleno, tanto a los clientes con los que ya venía trabajando, como las que forman hoy mi equipo, que comparten mis valores, y que también quieren dedicarse en cuerpo y alma a esta profesión apasionante. 

-A: Hablando de valores… ¿Cuáles son los que consideras que te representan más, los que te diferencian?

-E: Esta profesión ha tenido en gran medida la imagen un poco distorsionada de “peseteros”, de comisionistas sin más, del dinero como valor principal… Y bueno, es cierto que una vez oí en la radio una frase que me encantó e interioricé y es que “decir que la finalidad de una empresa es ganar dinero, es como decir que la finalidad de la vida es respirar” y, aunque cierto es, que si no facturas no puedes subsistir como empresa, es muy triste oír de un agente inmobiliario que lo que le mueve es puramente el dinero…

Para mí, los valores que me respaldan, son la honradez, el trabajar más que por y para, que simplemente CON el cliente, por su bien y para nuestra satisfacción mutua, trabajar a éxito, preocuparme y defender realmente sus intereses antes que los propios,… Y así, es verdad que la repercusión económica es más a medio-largo plazo, pero hace que vivamos tranquilos, con la conciencia en calma, poder venir a gusto y con una sonrisa a trabajar… E irte de la misma manera (aunque un poco más cansado) de regreso a casa.

-A: Pasar de una agencia tradicional y familiar a lo que hoy es RE/MAX Lodonar, es un gran cambio, sin duda… ¿Cómo se adaptaron tus clientes a este cambio, de trabajo en nota de encargo y “luchando con la competencia”, a trabajar en exclusiva, de dejar de cobrar comisiones para hablar de honorarios por servicios, de compartir operaciones con otras agencias y marcas…?

-E: La verdad que el cambio fue bastante radical, era todo muy nuevo tanto para los clientes como para nosotros al principio… Creo que casi es más fácil iniciar una agencia RE/MAX sin venir del sector, que hacer el trasplante desde el esquema tradicional como del que veníamos, ya que a los clientes de “toda la vida” les cuesta comprender algunos cambios en los procesos… Pasar a trabajar en exclusiva, con el miedo que dicha palabra suscita en muchas personas como consecuencia del “maltrato” ( producido a esta forma de trabajo por parte del sector fuerealmente duro, me refiero a que la exclusiva era prácticamente un contrato de esclavitud entre la agencia y el cliente, en lugar del concepto de compromiso mutuo que debería tener, es algo que aún a día de hoy cuesta de lidiar… Pero luchamos a diario por ello y a los resultados me remito que lo conseguimos.

– A: Y a día de hoy ¿sigue teniendo buena acogida este método?

Hoy por hoy, no entendemos otra forma de trabajo en nuestra oficina, para también así compartir absolutamente todos nuestros inmuebles en venta y alquiler con todos los compañeros de la MLS sin excepción. Para mi el nuevo lema que tenemos ahora me encanta y es lo que se ajusta a lo que me gusta ofrecer: “Vive con nosotros tu mejor experiencia”. Ofrecer el vender o comprar tu casa con cero problemas, mucha eficiencia, cero preocupaciones, felicidad y tranquilidad absoluta…

Eso fomenta la gran recompensa al finalizar un proceso de compra-venta, es lo que compensa el tener que hacer frente con algunos que otros quebraderos de cabeza para que el propietario no tenga que pasar por ello o le sea más leve, ese sin vivir algunas veces porque salga bien la operación porque tu cliente está agobiado con cierta circunstancia…, al final vale la pena gracias a ese valor añadido y que te hace querer seguir en el negocio, cuando te dan las gracias por lo que acabas de hacer por él/ellos… Es brutal! 

-A: Y hablando de presente, estamos terminando el año 2018… ¿Cómo acabáis este año tan raro a nivel inmobiliario? ¿Objetivos cumplidos?

-E: Desde el 2.014 que comenzamos con RE/MAX hasta hoy, vemos que los resultados han ido evolucionando y progresando en su ritmo natural, e incluso mejor. Es un proceso que de la noche a la mañana no se pueden ver los resultados, pero desde luego que este año 2.018, hemos crecido tanto en facturación como en equipo de forma espectacular, teniendo en cuenta que hemos sido siempre una agencia pequeña y creciendo poco a poco, este año terminamos con casi el doble de agentes asociados que con los que empezamos.

Hablando de números, empezamos el 1 de enero con 9 asesores y terminamos con 17 en activo y alguna incorporación ya a la vista. En cuanto a facturación, es cierto que este año ha habido un pequeño frenazo en la última etapa del año, por varias causas, pero aún así el equipo ha hecho un trabajo fantástico, y que la constancia y la familia tan productiva que formamos es nuestro punto fuerte.

-A: Se ha incrementado mucho en número de agentes asociados… ¿No hay suficiente competencia fuera como para incrementarla dentro de la misma oficina? 

-E: No considero que todos los compañeros de profesión sean competencia nuestra, dado que algunos de sus modelos de negocio difieren bastante del nuestro. Creo también que, cuanto mejor y más fuerte sea nuestra competencia, mejor y más fuertes nos hará a nosotros. Creo que la competencia siempre ayuda a que uno sea mejor. . En cuanto a nosotros, yo lo tengo claro!!! Cuanto mayor sea nuestro equipo y mayores sus éxitos, todo el conjunto se beneficia de las buenas prácticas, del reconocimiento y de los éxitos de cada de uno de sus miembros,. Por otra parte, nosotros cooperamos, compartimos y colaboramos entre todos para proporcionar el máximo soporte al equipo, por lo que al final ese afán por fomentar la sinergia en la oficina,hacen un equipo fuerte con agentes individuales y autónomos.

Aquí la gente se ayuda por voluntad propia, aunque se intenta inculcar ese valor desde que se entra por la puerta. Se ayuda y mucho, tanto en lo personal como en lo profesional, se apoya con lo humano, los conocimientos, la experiencia de unos y otros y con lo tecnológico. Cuando entra alguien nuevo, intentamos que sienta el respaldo de los que llevan más tiempo, les ofrecemos el mentoring para que una gran agente de la oficina les acompañe en los primeros pasos de su negocio, los que llevan más tiempo se aconsejan entre ellos para sacar el mejor rendimiento, cada uno aporta sus capacidades para ayudar al vecino… Somos una pequeña familia y, como en toda buena familia, a veces surgen roces, obvio, pero nada que no se arregle luego con un buen abrazo conciliador.

-A: Y… ¿Qué proyectos tienes para el 2019 a nivel profesional?

-E: Donde queremos focalizar las energías en este año que viene, es en crecer un poquito más en equipo, consolidarlo bien en la oficina de Torrelodones, y así poder llevar a cabo un sueño algo ambicioso pero con mucha ilusión de poder expandirnos por la zona sierra noroeste en localidades cercanas, manteniendo los servicios centrales en Lodonar, pero con un grupo de inmobiliarias circulando por la zona, estableciendo nuevas sinergias.

-A: Y… ¿Qué proyectos tienes para el 2019 a nivel personal?

-E: Seguir disfrutando de lo que hago, porque me encanta y me divierte muchísimo trabajar en este equipo, y me emociona muchísimo ver crecer a mis agentes y ver como van adquiriendo un reconocimiento propio, y mantener ese espíritu de familia que tenemos y compartimos. Pero por supuesto, mi prioridad es disfrutar aún más de mi familia de sangre, sacar un poquito más de tiempo para dedicarle a mi mujer y mis hijas que son la alegría de mi vida y están en esa maravillosa edad que no hacen más que sacarte sonrisas.

-A: Para terminar, ¿porqué elegir a RE/MAX Lodonar?

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *